Pequeños agricultores de san juan de la costa continúan con la construcción de sus viñedos.

0
268

Este trabajo, ejecutado también en la comuna de San Pablo, es liderado por la Universidad Santo Tomás sede Osorno, a través de un proyecto del Fondo de Innovación para la Competitividad – FIC -, del Gobierno Regional de Los Lagos. 

Cuatro familias de distintos sectores de la comuna de San Juan de la Costa continúan trabajando en la puesta en marcha de sus viñedos, inédita iniciativa que busca diversificar la producción agrícola de la provincia de Osorno, en especial de la Agricultura Familiar Campesina, a través del cultivo de uva vinífera, instancia ejecutada por la UST Osorno a través de recursos provenientes del Fondo de Innovación para la Competitividad – FIC – del Gobierno Regional de Los Lagos.

Este es el caso de Ana Piniao y Raúl Cancino, matrimonio de agricultores que viven en el sector de Cumilelfu en la comuna de San Juan de la Costa, y que son parte de esta iniciativa, la que han asumido y trabajado de manera familiar, convencidos del potencial que representa a futuro.

Así lo indicó Ana Piniao, quien señaló que el trabajo ha sido constante, teniendo altas expectativas a futuro de lo que están haciendo hoy en día, y donde han tenido la colaboración de todos los vecinos, “acá nos unimos las 4 familias favorecidas, y nos hemos colaborado entre todos, ya que a través de un minga nos apoyamos mutuamente para iniciar de buena manera la construcción de nuestros viñedos, lo hemos continuado haciendo como familia, no fue fácil, pero con la ayuda de todos hemos logrado avances importantes”.

Por su parte Raúl Cancino, valoró que se esté trabajando con los pequeños agricultores en materias innovadoras como esta, que por primera vez se dan en estos sectores, pues indicó, “es muy importante darle valor agregado al trabajo que realizamos, con nuevos cultivos que incluso atraen a la juventud de estos lugares, quienes ven una posible nueva fuente de trabajo sin salir de sus hogares, evitando con ello la migración campo ciudad que comúnmente se da en desmedro de los sectores rurales”.

Ambos se mostraron optimistas de los resultados que obtendrán con la ejecución de este proyecto, y coincidieron en que, a pesar de que el camino es largo, “tenemos que ir paso a paso, ya que sabemos que con esfuerzo y sacrificio lograremos algo bueno para nuestras familias, y ojalá a futuro esto pueda replicarse a otras comunidades, que puedan innovar en sus plantaciones, porque sabemos que los resultados serán importantes y beneficiosos para ellos”

En esta oportunidad fueron 1.350 parras las que fueron plantadas en los terrenos del matrimonio de Ana Piniao y Raúl Cancino, quienes han recibido la asesoría necesaria, por parte de los profesionales que trabajan en este proyecto, para iniciar este proceso de creación de nuevas viñas en el valle de la provincia de Osorno.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí